miércoles, 1 de abril de 2009

Los resultados...acordados previamente

El plan de RRPP deberá integrarse plenamente en los planes globales de marketing, de la marca y del producto que está a punto de lanzarse. Además, una vez definidos los objetivos de comunicación y los pasos a dar, será importante acordar los resultados esperados con el empresario y/o responsable de marketing. Consensuar conjuntamente los resultados previstos de una campaña de RRPP es primordial, ya que, de esta manera, nos aseguramos de estar siguiendo el camino adecuado, sin coger desvíos innecesarios.

Evidente y lamentablemente, ante un embarazo es inviable (al menos, que nosotras sepamos) eso de acordar los resultados deseados: quiero un niño rubio, con ojos verdes, que nunca tenga cólicos, no dé disgustos y de mayor se case con la que yo elija. Sin embargo, sí que resulta necesario que la embarazada acuerde resultados con su pareja (una vez nazca el bebé cambiaremos pañales los dos); con el ginecólogo (no te irás de safari a Kenia el mes en el que salgo de cuentas) o incluso con su madre o suegra (recuerda: el bebé es mío, tú los tuyos ya los tuviste y los educaste a tu gusto). Estos resultados deben quedar acordados de manera más o menos diplomática y más o menos sutil, pero acordados en cualquier caso para evitar futuros malentendidos.

Ante el nacimiento de un producto, los objetivos de comunicación y los resultados deseados deberán ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y acordados en el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada